Skip to main content

Abogado destacado en Derecho Informático 2015

El 23 de diciembre recién pasado la Red Iberoamericana de Derecho Informático, con sede en la República Argentina, me ha comunicado que soy uno de los acreedores del premio al Abogado Destacado del Año 2015 en Derecho Informático junto a otros 5 colegas de España y América Latina.

Este premio, que este año se concede por vez primera, busca relevar a personas e iniciativas que han tenido una posición destacada en la promoción, desarrollo y expansión del Derecho de las Tecnologías, incluso en su cariz de ejercicio profesional, y viene en llenar un significativo vacío: ya existen premios y distinciones para quienes se desempeñan en otras áreas del Derecho, como el Tributario, el Corporativo, Fusiones y Adquisiciones (lo que sea que signifique eso), Medioambiental, etc., pero faltaba ésta que es tan fundamental en el siglo XXI.

Ahora, ignoro las razones específicas para mi nominación pero sospecho que en parte es un premio a la trayectoria (lo que me hizo gracia recordando la premiación a la “trayectoria y el recuerdo” de Violencia Rivas, el desopilante personaje de Peter Capusotto) y también un reconocimiento a cuestiones que no son ni deben ser de conocimiento público pero que han incidido en pequeños cambios a nivel latinoamericano.

Uno de ellos es el relanzamiento de Informática & Derecho, la Revista Iberoamericana Derecho Informático, otrora pionera en su ámbito y que se publicó entre 1992 y 2002 bajo la dirección de Valentín Carrascosa y que volverá a la vida en julio de 2016 de la mano de su director Federico Bueno de Mata y quien suscribe, pero esta vez en formato exclusivamente electrónico.

Volviendo al tema principal, también fue reconocido como abogado destacado precisamente Federico Bueno de Mata, que corona un año de éxitos asumiendo un vicedecanato en la muy antigua Universidad de Salamanca, y Joel Gómez Treviño, impulsor de la Academia Mexicana de Derecho Informático y del Observatorio Latinoamericano de Legislación y Políticas TIC.

No tengo el placer de conocer a los también premiados Iván Darío Marrugo (Colombia), Martín Pino (Brasil) y Jorge Campanilla Ciaurriz (España), pero confío en que el transcurso del tiempo y un par de cervezas harán el milagro.

Finalmente quiero contarles que además de los galardones individuales, se concedieron también distinciones a diversos proyectos, iniciativas y estudios, entre ellos a mi favorito: el Observatorio Iberoamericano de Protección de Datos, iniciativa personal de Daniel A. López Carballo que monitorea los avances y retrocesos de la implementación del derecho fundamental a la protección de datos en la región, y a la cual tantas amarguras tiene Chile para reportarle.

Be Sociable, Share!

Carlos Reusser M.

Abogado, Univ. de Chile. Magíster en Derecho Constitucional por la Pontificia Univ. Católica de Chile y Máster en Informática y Derecho por la Univ. Complutense de Madrid. Docente universitario. Consejero del Instituto Chileno de Derecho y Tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *