Skip to main content

Exposición en el Senado: observaciones a proyectos de ley sobre protección de datos

El día 19 de mayo recién pasado me correspondió intervenir, en nombre del Instituto Chileno de Derecho y Tecnologías, en una sesión especial de larga duración de la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado de la República convocada para conocer opiniones sobre los proyectos de ley sobre protección de datos que se están tramitando conjuntamente a través de los boletines 11.144-07 y 11.092-07. Les dejo aquí el texto de mi intervención, advirtiéndoles que tiene una extensión de 7 páginas, pero que tiene acápites claramente señalados, por si les interesara el animal por piezas y no entero.

Leer más

Reforma a la ley de protección de datos: un buen proyecto con un mal presagio

Probablemente esta columna será más larga de lo habitual, pero es que el asunto a tratar no es baladí: de hecho podría constituirse en uno de los más significativos avances en derechos fundamentales de nuestra actual democracia.

El pasado 13 de marzo de 2017 la Presidente Bachelet, en un acto público realizado en el salón Montt–Varas del Palacio de la Moneda, firmó el proyecto de ley (Boletín 11.144) que reforma en su totalidad la Ley N° 19.628, llamada de protección de la vida privada (no crea que le protege de algo), generando un cúmulo de expectativas y alcances que hay que explicar. Leer más

La Constitución es ilegítima, pero no por Pinochet

Cada vez que se discute de porqué Chile necesita una nueva Constitución, múltiples voces recuerdan su ilegitimidad de origen, esto es, que fue impuesta por una dictadura que se abrió paso a sangre y fuego. Ahora, la verdad es que usualmente las Constituciones las escriben los vencedores de un conflicto, pero lo raro es que sobrevivan tanto tiempo.

Hay que tener presente que en el mundo hay muchas Constituciones impuestas de idéntica o peor manera, como las que les extendieron los países triunfantes a los vencidos en las guerras mundiales (como Alemania o Japón), aunque hay una gran diferencia: ellas han sobrevivido en aquellos lugares en que la gente las ha valorado como un pacto político unificador de la sociedad, logrando la adhesión leal de la ciudadanía. Leer más

Los derechos fundamentales no son importantes

Seguramente antes incluso que naciera, sus padres cifraban grandes esperanzas en usted. Entre otras cosas, lo razonable es que esperaran que fuera una persona sana, inteligente y de buen corazón.

Pero desde hace más de 35 años también existe otro personaje, alguien que desconfía profundamente de usted, de su capacidad de análisis y, sobre todo, de la inteligencia de sus decisiones: la Constitución Política de la República.

Y para conjurar los daños y peligros que sus ideas y decisiones acarreen, ella pone todo su empeño en que su voluntad nunca sea relevante, incluso cuando las comparta con miles o millones de compatriotas para conseguir un objetivo común. Leer más

El cuento de la “Ley de Medios”.

En los últimos días ha tomado fuerza en nuestro país, saltando a los titulares de la prensa escrita, radio y televisión, una aparatosa polémica sobre el proyecto de ley conocido como “ley de medios”, y que ha alcanzado ya ribetes de farsa, atrapando entre sus pliegues a académicos, dueños de periódicos, activistas de variopinta tendencia e incluso al propio NIC Chile, sin que la mayoría de los intervinientes lleven velas en el entierro.

El origen del asunto está en dos proyectos de ley (boletines 9460-19 y 9461-19) que buscan que, por seguridad jurídica, se entienda como diario todo periódico que haga publicaciones por vía electrónica a lo menos cuatro días a la semana y que haya cumplido con los requisitos propios de los medios de comunicación: que dé aviso de su existencia a la Gobernación o a la Intendencia, que señale quién es el director responsable y cuál es su dirección, que deposite copia de lo que publica en la Biblioteca Nacional, agregándose adicionalmente que el medio este alojado en un nombre de dominio .cl. Leer más

El papelón de Amnistía Internacional

Escribo estas líneas preso de la indignación, así que espero que el lector sepa entender uno que otro exabrupto.

Ocurre que Amnistía Internacional–Chile (AI) hizo pública una carta dirigida al Presidente Piñera en la cual hace una especie de balance del estado de los derechos humanos en nuestro país durante los últimos dos años destacando, negativamente por supuesto, la criminalización de la protesta social, el abuso de la fuerza por la policía, las detenciones masivas de niños, torturas, ataques a periodistas y otras joyas a los que nos hemos ido habituando.

El vocero de Gobierno, Monseñor Chadwick, ha salido al paso para pontificar en lo que a su papel toca: que nada de eso es cierto, que la visión del Gobierno y de las organizaciones internacionales son completamente distintas a las de Amnistía Internacional, que hay una democracia plena, que la libertad de expresión opera “a mil”, y que los palos que te encajan en las costillas son los necesarios para preservar el orden público.

Como consecuencia vuelve la pelota a la Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional-Chile (Ana Piquer) quien, entrevistada por radio Cooperativa deja en evidencia, y esta es la parte que me indigna, que no tiene ningún dato que respalde sus afirmaciones. Nada. Leer más