Skip to main content

Immortel ad Vitam (“La feria de los inmortales”)

Horus, dios de los cielos y creador de los hombres, ha sido condenado a muerte por sus pares en el año 2095.

Antes de que la sentencia se ejecute y durante 7 días, que es lo que dura el pálpito del corazón de una divinidad, debe encontrar una fórmula que le permita sobrevivir.

Con ello en mente intentará posesionarse de un humano, pero estos ya no son lo que eran: la biociencia ha ido modificando la estructura, funcionamiento y apariencia de los cuerpos de forma tal que el dios no logra asirse a ellos.

Hasta que accidentalmente encuentra al hombre indicado, que ha caído de una prisión en que le mantenían congelado desde hace mucho por tratarse de un peligroso y simbólico agitador social. Más tarde encontrará a la mujer adecuada, con características tanto o más especiales.

La Feria de los Inmortales es una película extraña y absorbente, basada en cómics, con una estética y temáticas que copian, con mejor o peor fortuna, films tan disímiles como Brazil, Stargate, Star Wars, Johnny Mnemonic, El Quinto Elemento y otros muchos, para dar forma a una distopía futurista que no nos gustaría conocer, en el cual la policía tiene mucho que decir, pero ni por asomo tanto como las monopólicas empresas de tecnología genética que controlan, entre otras cosas, la política. Aunque, la verdad sea dicha, casi todas esas películas son posteriores a 1980, la década en que Bilal escribió el comic original, por lo que perfectamente es factible que dichos films se inspiren en Bilal.

En cualquier caso se trata de un film entretenido, que mezcla y combina actores humanos, técnicas de animación digital, personajes recubiertos de pintura, tiburones martillos con tentáculos que viajan por las cañerías de agua, poderes extrasensoriales, hoteles de mala muerte, olfateadores de lágrimas, hombres criogenizados o con discos duros en la cabeza y un largo popurrí de elementos, pero que a pesar de todo son incapaces de quitarnos la sensación de que cada escena la hemos visto ya en otra película, o que se trata de trozos o piezas de puzzle que se ordenan sobre un guión plagado de extraños personajes que no nos son del todo ajenos.

Ta vez ese es el secreto de la entretención: se ha logrado presentar en un contexto diferente una extensa selección de pedazos de películas con la que ya nos hemos divertido antes.

Nombre original: Immortel ad vitam [La Feria de los Inmortales]
País: Francia – Reino Unido – Italia
Director: Enki Bilal
Fotografía:
Música: Valérie Lindon
Protagonistas: Linda Hardy (Jill), Thomas Kretscmann (Nikopol), Charlotte Rampling (Elma Turner), Yann Collette (inspector Froebe), Frederic Pierrot (John), Thomas M. Pollard (Horus), Joe Sheridan (Allgood), Corinne Jaber (Lily Liang).
Año: 2004

Be Sociable, Share!

Carlos Reusser M.

Abogado, Universidad de Chile. Máster en Informática y Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Profesor universitario. Consejero del Instituto Chileno de Derecho y Tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *