Skip to main content

Piratería de productos y encantadores de serpientes

En la edición de El Mercurio del martes 22 de diciembre pasado, Alex Pessó Stoulman, gerente legal de Microsoft Chile, presenta a los lectores un encantador sofisma al afirmar que, como consecuencia de la piratería de productos, la industria deja de percibir US$ 330 millones. Reproduzco parte de sus postulados:

Hace unos días, la Business Software Alliance anunció que sólo durante el período de compras navideñas esta industria dejará de percibir una cifra cercana a los US$ 30 millones producto de la piratería. Monto que calculado anualmente asciende a unos US$ 200 millones.

En el caso de la industria editorial, sus pérdidas superan los US$ 25 millones anuales, mientras las industrias musical y cinematográfica se ven afectadas por montos que bordean los US$ 30 y US$ 70 millones al año, respectivamente. Leer más

El Estado y la protección de datos de comunicaciones. Visita del Prof. Dr. Wolfgang Zankl.

El 23 de noviembre de 2009 dictó una conferencia en la Universidad Adolfo Ibáñez el Prof. Dr. Wolfgang Zankl, del Instituto de Derecho Civil de la Universidad de Viena, quien abordó temáticas relativas a la protección de datos, la libertad en las comunicaciones y la seguridad del Estado.

En concreto, se refirió a la Directiva de Europa sobre la conservación de datos generados en la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas de acceso público (Directiva 2006/24/CE), y sus evidentes peligros para el sistema de libertades y de derechos fundamentales, ejemplificando lo crítico del asunto con la vigilancia de la ubicación espacial de los teléfonos móviles, lo que permite reconstruir todo el entramado de relaciones sociales de las personas, obteniendo perfiles detallados de cada una de ellas.

Sostiene Zankl, y no creo que haya disidencias al respecto, que una medida de tanta entidad como la aplicación de medidas de revisión de los datos generados por las comunicaciones de las personas, debería reservarse para la persecución de delitos terroristas, y no de los delitos en general como ocurre en la práctica. Lo anterior es consecuencia precisamente de una falencia de la Directiva: ella tiene por objeto manifiesto la persecución de delitos graves, pero no define cuáles son, lo que se traduce en que cada país interprete a su arbitrio el asunto. Leer más

Pacha Pulai y mi fulgurante carrera de artificiero

Han de saber que a mis tiernos 13 años me dediqué entusiastamente a la fabricación de pólvora, con la ilusión de hacer estallar lo que se me cruzara por delante.

Ello aconteció en el Fundo Tromén (hoy Parque Ecológico Reussland), después de que cayó en mis manos el fantástico libro de Hugo Silva llamado Pacha Pulai, que ficciona sobre el arribo del Teniente Bello a la Ciudad de los Césares tras desaparecer en las nubes con su avión Sánchez-Besa. En medio del relato, el protagonista cuenta que en el valle de Pacha Pulai fabricó pólvora negra, cuyos compuestos recordaba por haberlos leído en un viejo libro: carbono, azufre y nitrato.

Y el rostro se me iluminó de felicidad: en la bodega de mi casa había ingentes cantidades de azufre (que se usaba en para combatir afecciones de los árboles), de carbón vegetal y de un fertilizante llamado… nitrato de potasio. ¡Sólo había que saber las proporciones y podría hacer volar cualquier cosa!.

Pero claro, ningún libro de mi casa decía las proporciones en que debían mezclarse, y era evidente que no iba a contar precisamente con la colaboración familiar, así que todo debía maquinarlo a escondidas, borrando las evidencias. Entonces, con ayuda de un martillo y un yunque, pulvericé por separado el carbón y el fertilizante y fui rellenando con ellos unos cucuruchos de papel (el azufre ya venía en polvo). Leer más

Los libros que perdí y e-derecho.cl

Nunca les he hablado sobre el más ambicioso y exitoso de mis proyectos, y eso se debe a que todavía me entristece su destino.

En el año 2003, mientras estudiaba en España y en un ataque de iluminación espiritual (cerveza, básicamente, mezclada con tortitas de nata y fresa) decidí que la Universidad de Chile poseería la colección bibliográfica sobre Derecho y tecnologías más completa del mundo de habla castellana, pues según mis ideas yo tendría acceso a las editoriales de ambos lados del Atlántico.

Y con esto en mente, comencé a levantar una gran base de datos que iba completando cada vez que sabía de la existencia de una publicación en las áreas de mi interés, que iban desde la biotecnología, pasando por el Derecho Informático, Propiedad Intelectual, gestión del conocimiento, Sociedad de la Información, derechos fundamentales, etc. Leer más

Les Chansons d’Amour (“Las canciones de amor”)

Amame menos, pero ámame más tiempo, le dice Ismaël a Erwann mientras cae el telón.

Y esa es su conclusión para una larga y triste peregrinación en busca de afectos y caricias por un París sombrío y lluvioso.

La peregrinación comenzó con su novia Julie, con quien acordó un ménage à trois del cual participaba una compañera de trabajo, y que al poco andar hizo crisis por celos y desconfianzas.

Pero el triángulo y su crisis duró muy poco: Julie muere a la salida de una discoteca dejándole a Ismaël recuerdos, afectos, el cariño de la familia de Julie y una profunda inestabilidad que trata de solventar sumergiéndose en sexo y caricias efímeras. Leer más

El ministro inútil

Acabo de ver a través del canal de televisión CNN Chile a José Antonio Viera-Gallo, Ministro Secretario General de la Presidencia y flamante Coordinador del Gobierno para políticas indígenas, mientras hacía una visita a terreno en la zona mapuche.

Viera-Gallo es un viejo conocido de los que nos dedicamos a temas de Derecho y Tecnologías desde el tiempo en que era parlamentario: de hecho es el principal impulsor, o el más notorio de ellos, de iniciativas legislativas que se han estrellado con el fracaso, como la casi inaplicable (y a ratos repugnante) ley de delitos informáticos, la muy cuestionada ley de protección de datos personales (que nos dificulta ingresar a la OCDE y que nos tiene en incumplimiento de los compromisos con Europa), la todavía tortuosa normativa sobre transparencia (en que promovió el “modelo inglés”, el más cuestionado por los tribunales de derechos humanos), el fin de los usos justos en materia de propiedad intelectual y ahora último el régimen de la televisión digital, de destino incierto pero cuyos aportes han sido poco ilustrados. Leer más